Mentalismo: El misterio, la mente y el milagro (Por el Dr. Manuel Rosado)

Mentalismo
(2ª)
El misterio, la mente y el milagro
 
 

La evolución es transcender la mente de una conciencia inferior a otra superior. En las primeras etapas de la vida y en las primeras etapas del genero humano se vive de los instintos, después de los sentimientos, luego de los pensamientos y algunos privilegiados llegan a las intuiciones. De entre ellos, muy pocos, alcanzarán la Sabiduría y el Poder de la mente iluminada… y entonces “harán milagros”. Porque la evolución es un progresar de la materia hacia espíritu, y después una progresión de este espíritu hasta Lo Supremo.

 

Conforme avanzamos por ella, de lo más bajo a lo más alto y de lo material a lo espiritual, los hechos sobrenaturales del pasado se van convirtiendo en los hechos normales del presente; y lo milagroso se convierte en habitual.

 

Hemos dicho que aún siendo verdad que todos evolucionamos al ritmo impuesto por la ley natural de Evolución, también lo es que cada cual tendrá sus oportunidades para acelerar su evolución particular. A estas oportunidades unos les llaman ayudas del espíritu y otros “toques de Gracia”; y para conseguirlos es imprescindible conocer lo que durante milenios explicaron los profetas a unos pocos elegidos. Por eso iremos desgranando, por capítulos, las complejas normas de la Taumaturgia Hermética y de la Nueva Ciencia.

 

Hace tiempo que los cuánticos dicen que un milagro “no solo no es nada; es que no tiene siquiera la posibilidad de ser nada”. Sólo es el reflejo de nuestra ingenuidad y la demostración de una ignorancia que nos fue impuesta cuando aún no teníamos el conocimiento al alcance de la mano.

 

Nuestra evolución actual consiste en trascender la Mente Racional del Intelecto inferior y alcanzar la Mente Intuitiva –y después Iluminada– del intelecto Superior. La evolución es un avanzar hacia el espíritu, un puente de luz que une lo ordinario en la 3ª D con lo extraordinario de la 4ª D como dimensión del Poder Real y de la Sabiduría; la dimensión del sentimiento claro, de la taumaturgia y de lo prodigioso.

 

Literalmente taumaturgo es el hombre prodigioso, el hombre que hace prodigios, “el hombre que anda con Dios” y que posee los poderes del espíritu para dominar la materia y sus leyes… Taumaturgo es el hombre que ya pisa por los caminos del espíritu.

 

Nuestro grado de evolución es el que nos clasifica en la escala de las personas; es el que marca el lugar que ocupamos entre el hombre primitivo y el hombre espiritual, entre el hombre Adán y el hombre Cristo; porque, lo queramos o no, empezamos siendo adanes y terminamos siendo cristos.

 

Ahora mismo, a día de hoy y dependiendo del grado de evolución de cada cual hay unos que son más Adán y hay otros que son más Cristo. Cuanto más Cristo, más espiritual, más alegría, más poder real, más sabiduría y más Amor. Cuanto más Adán, más ego, más querer controlar y ser aceptado, más necesidad de poder externo, más juicios de valor, más temor, más sufrimiento, más dudas…, más animalizado y menos divino. El final de nuestra evolución es ser Emmanuel: Dios en nosotros. Porque el hombre evolucionará en la medida en que evolucione su referencia sobre el espíritu en pensamiento, palabra y obra. Y si la diferencia entre ambos hombres es lo suficientemente grande, el hombre Adán considerará taumaturgo al hombre Cristo, porque le verá como ese hombre prodigioso hacedor de milagros.

 
 

La Psico-Neuro-Inmunología como referencia científica

 de las curaciones espontáneas
 

Dice la Ley Mental que los pensamientos hacen cosas, pero sólo los pensamientos espontáneos y superiores consiguen las curaciones extraordinarias que les son negadas a los pensamientos egoístas de la mente racional.

 

Las facultades superiores y los poderes sobrenaturales sólo aparecen cuando se ausenta el ego. Crear lo extraordinario precisa de un pensamiento claro y espontáneo porque en la espontaneidad no hay ego; como tampoco lo hay en el pensamiento claro salido de una mente limpia que ya conozca los resplandores del espíritu.

 

El pensamiento es el atributo de la mente y la mente el instrumento de la conciencia; por eso nuestra mentalidad y nuestros pensamientos dependen del nivel de nuestra conciencia. Todo en el Universo-mundo es conciencia-mente- pensamiento. La sabiduría y el poder de cada uno dependerán del nivel de sus pensamientos; por eso cada cual crea según sea el estado de su mente, el nivel de su conciencia y la calidad de sus pensamientos.

 

La Mente Divina es la mente de la Conciencia de Dios; y la Mente Universal es la mente de su primer pensamiento porque el Universo es un pensamiento Divino. La mente del Neandertal se manifestó según el nivel de su conciencia, y la mente racional es todavía la manifestación del ego incompatible con las sutiles vibraciones capaces de hacer “milagros”. Y sólo el hombre superior limpio de mente racional y de ego podrá acceder al privilegio de las curaciones espontáneas.

 

Al ser cada pensamiento un creador, de su nivel va a depender la calidad de lo creado; pero es la mente, origen de los pensamientos, la responsable las creaciones. Un pensamiento de la Mente Divina creó el Universo; nosotros somos un pensamiento de la Mente del Universo, y un pensamiento nuestro puede crear un engendro, una obra de arte, una enfermedad terminal o una curación espontánea. Dependerá del nivel mental del humano que lo crea.

 

Todos nos hemos sorprendido ante esa madre que levanta la rueda del carro que iba a atropellar a su hijo, o cómo un cojo se olvida de su cojera cuando se le arranca un toro; o la peligrosidad del gato si al atacarle se siente acorralado.

 

Walter Cannon, fisiólogo de la Universidad de Harvard, fue el primero en describir las razones y las reacciones biológicas que convertían al cuerpo humano en un pequeño “superman” cuando de improviso, –ya hemos dicho que en la improvisación el ego no interviene– tenía que enfrentarse a una situación de peligro inmediato.

 

Nuestra capacidad de reacción y nuestras posibilidades ante un momento de riesgo son muy superiores a las que presentamos en un momento de tranquilidad. Este prodigio le consigue la inteligencia oculta que nos habita al transformar un pensamiento (inmaterial) en una molécula (material). Einstein, en su formula e = m.c2, demostró la relación entre la materia y la fuerza-conciencia oculta que nos habita; y también la posibilidad de convertirse la una en la otra.

 

Que la materia se convierta en energía –que la gasolina pueda mover un vehículo– lo vemos normal y lo comprobamos cada día; pero que la energía oculta se convierta en materia por ahora sólo está a nuestro alcance en los números lúdicos de la magia circense. Y quien de una chistera vacía saca un conejo decimos, sin más, que hace magia o hace trampas.

 

La ciencia de la 3ª D –la Tercera Dimensión- no puede materializar la no-materia porque para ello necesitaría de un salto cuántico; necesitaría de un prodigio para el que no está capacitada.

 

La 3ªD no podrá hacer un prodigio mientras continúe encerrada dentro de los límites del Intelecto inferior que la impiden acceder por encima de la razón lógica de su ego.

 

Fíjense que digo de sus posibilidades racionales y no de nuestras posibilidades mentales; porque en nuestra mente hay niveles superiores de conciencia que sí son prodigiosos y hacedores cada día de infinitos prodigios para nosotros; prueba de ello es la Psico-Neuro-Inmunología.

 

Cuando de improviso nos encontramos ante un peligro, en nuestro interior se organiza una sinfonía de reacciones dirigidas a sacarnos del atolladero. Canon la descubrió en 1929, y la llamó “reacción de lucha y huida”: ante un peligro se lucha o se huye; o ambas cosas según convenga y según decida nuestro Instinto Superior de Supervivencia.

 

Ante un riesgo inminente –sentir es “no-materia”– en el organismo se produce un salto cuántico de la no-materia hacia la materia; y ese sentimiento se convertirá en una molécula de adrenalina que aumentará la presión sanguínea, acelerará el corazón y liberará azúcar a la sangre que potenciará al músculo… y la madre podrá levantar el carro, y el cojo podrá correr delante del toro.

 

Y si una sensación-pensamiento ha podido convertorse en una molécula de adrenalina, efectivamente los sentimientos son cosas y se convierten en cosas.

 

Son los misterios de la cuarta dimensión del mundo de lo pequeño, de lo “muy pequeño” y de lo “que no es” porque a la Ciencia dice que “no puede ser”. Heisemberg la veía como una realidad absurda que nos introduce de lleno en una nueva existencia.

 

Mire a su alrededor y compruebe como todo lo que ve ha surgido de la mente del creador: la rueda, el teléfono, el avión…

 

Lo descrito por Canon sorprende y contrasta con el “mundo mediano” de las tres dimensiones donde la mente y el hombre no tienen más trascendencia que la del espectador de una obra de teatro que sólo observa. Su presencia no va cambiar el final ni el contenido. En la dimensión del espíritu Heisemberg sí podrá hacerlo por ser a la vez espectador, actor, autor, obra y teatro.

 

De ahí la importancia del espíritu en la nueva realidad de las curaciones imposibles.

 

La física clásica es la física de la 3ª D, la del Campo de la Materia, del tiempo, el espacio, de la causa, del efecto y de las formas; es la física de la separación y de la dualidad, del “yo” y del “ahí fuera”; es la física de los sentidos externos, de las sensaciones y sentimientos menores, de la razón y del Intelecto inferior. Es la física de la conciencia racional que limita, separa y teme.

 

Sin embargo la Nueva Ciencia Cuántica de la 4ª D de la no-materia es la física de los dos Sentidos Internos del Espíritu: la Intuición y la Iluminación; la física del eterno presente “del aquí y del ahora”; la Física de la Interconexión Infinita que “nos incluye dentro” del “ahí fuera”.

 

Es la Física del espíritu, es la Física del Campo Cuántico de la Potencialidad Absoluta y de Todas las Posibilidades, donde todo está en Esencia y de donde todo puede y tiene que salir en Existencia por ser el Campo “que hace” los Milagros a la Tercera Dimensión. De ahí que, lo que para la Cuarta Dimensión sea normal, se perciba como milagroso en la Tercera.






Haga clic en radio on line para oir el programa de hoy


Ayuda para el mantenimiento de esta radio



Esta emisora es independiente, y no se hace responsable de las opiniones vertidas, tanto verbalmente, como por escrito, de las personas que intervienen en ella


Novedades

Temas Tratados

Enlaces interesantes

radionuevaera.es
Hazte fan y te avisamos de los titulos

Promociona también tu página


Copyright 2008 © www.radionuevaera.es | SITEMAP | Creado por: diseño web profesional | Intercambio de enlaces